Servicios de Recursos Humanos

Puentes entre generaciones

Todas las posibles definiciones de la palabra “puente, como palabra polisémica, tienen un significado intrínseco: unir dos partes que potencialmente se pueden beneficiar mutuamente al estar juntas, y obtienen más provecho que separadas. Se puede unir dos orillas, beneficiarnos de un día más entre dos días festivos, unir la corriente eléctrica o incluso denominar la actitud de la persona que hace de conexión entre otras dos, con posturas distintas y alejadas en sus planteamientos  (“El profesor actuará de puente entre esos alumnos para llegar a un acuerdo”). En todos los  casos, hay un beneficio mutuo.

Construir puentes  es unir, valorar lo positivo de ambas partes y potenciar el beneficio mutuo; es decir, conectar y dar más sentido a que “uno más uno son tres”: el beneficio en común es superior a las partes individualmente.

En el mundo empresarial actual, uno de los temas  que genera más artículos, blogs, proyectos, estudios e investigaciones, están relacionadas con el talento… ¿Qué pueden hacer las organizaciones para retener el talento, para beneficiarse del talento de su capital humano? ¿Cómo pueden atraer el talento a sus organizaciones? ¿Cómo identificar el potencial y talento de las nuevas generaciones?…

A lo largo de mi trayectoria profesional, experiencias, conocimiento de PYMES o empresas familiares, tengo relación con empresarios y personas que han vivido la empresa como proyecto propio desde siempre. Todos ellos, al verlos inmersos en sus trabajos, oírles hablar de sus vivencias, del día a día de su gestión, transmiten inconscientemente una serie de competencias, muchas de ellas valoradas hoy en día y exigidas a los nuevos “talentos”.

Esta percepción me ha llevado a plantear la siguiente reflexión:

¿Qué impide establecer un “puente” entre las distintas generaciones activas en este mundo empresarial?

Intercomunicar es el objetivo que refuerza nuestro papel y sentido como profesionales de Recursos Humanos, en el Desarrollo de Personas en las Organizaciones.

Las vivencias, puntos de vistas y experiencias  de las generaciones que actualmente están a las puertas de la jubilación o sobrepasan la edad legal, y que siguen activos, con espíritu fuerte y mente joven, están muchas veces  desestimadas, aunque tengan una fuerza interior para  seguir aportando mucho  a la Sociedad y al mundo empresarial.  Nuestro papel como profesionales es hacer de puentes, comunicar a  ambas generaciones. Unir por medio de  un gran puente (incluso con candados, a nivel figurativo, como muestra de compromiso) a estas generaciones con solera, con  las generaciones más jóvenes. Estas nuevas generaciones parten con gran potencial, inquietudes,  talento  y motivación  para  comerse  el mundo, aunque carecen a veces del bagaje empresarial, experiencia continuada y perspectiva  histórica.

Gestionar eficaz y eficientemente  un  Cuadro de Mando entre varias generaciones  es más potente, reforzado, y se puede enriquecer potencialmente ya que supone interpretar  el análisis económico-financiero, los clientes, los procesos y el desarrollo de los empleados  desde un enfoque basado en experiencias anteriores,  estrategias presentes y proyectos a largo plazo de dicha Organización.

“Cuanto más deseo hacer algo, menos lo considero trabajo” Richard Bach

Tal y como desarrolla Daniel H. Pink en su libro “La sorprendente verdad sobre lo que nos motiva”, hay unos valores intrínsecos en el ser humano, necesidades psicológicas innatas, y constantes a lo largo de la historia, que siguen haciendo que el mundo evolucione y que han supuesto mejoras, inventos y descubrimientos a lo largo de nuestra historia.

El poder de  autonomía del ser humano para hacer las tareas (trabajar por objetivos), sentir dominio de lo que uno hace (has de observar lo que hace una persona, para saber si es su vocación, lo que la gente cree es lo que la gente consigue) y tener claro el fin de por qué hacemos lo que hacemos, nuestras tareas  (aportar algo a través del trabajo, más allá de un beneficio propio), son principios que han alimentado a grandes descubridores a la largo de la humanidad. En nuestros días siguen alimentando tanto en las generaciones  más maduras, empresarios de pymes, autónomos con su proyecto consolidado, como también a las nuevas generaciones con amplios conocimientos y manejo de las nuevas tecnologías y con un proyecto profesional aún por desarrollar.

Siempre he pensado en la cantidad de talento, de experiencias y vivencias que se están desaprovechando al dejar fuera de juego a generaciones mayores, personas en las que la palabra jubilación solo existe para ellos en el diccionario, con amplia experiencia y vivencias, que pueden seguir aportando su granito de arena al desarrollo de proyectos empresariales nuevos.  Su retrospectiva temporal y vivencias empresariales, vividas también en tiempos de incertidumbre, pueden colaborar en la implantación y dinamización de Cuadros  de Mandos integrales CMI (Robert S. Kaplan y David P. Norton) analizando y definiendo aquellos indicadores de las distintas perspectivas fundamentales de una Organización (económico- financieros, clientes, procesos y empleados).

Las grandes empresas y multinacionales ya llevan años implantando los CMI; las Pymes y empresas familiares ruedan un poco más lentas y es momento para que la construcción de un puente una ambas partes, haga que el tren o que los proyectos empresariales se dinamicen.

Dicen que “Agua pasada, no mueve molino”, aunque mi opinión personal, es que el agua que ha pasado ya, ha dado sentido a la existencia de ese molino, ha ayudado a mejorarlo y ha hecho que siga pasando agua con los beneficios que le aporta…

Desde Desarrollo + Talento  somos consciente del valor que aportan las distintas generaciones (desde la generación Babyboomer hasta las generaciones Z o Nativos digitales). Asesoramos, formamos y acompañamos a las empresas a aprovechar esa diferencia generacional e integrar sus distintas  competencias  en  la Organización, con el fin de gestionar lo mejor de cada uno y optimizar la estrategia empresarial.

Sonia Müller

Consultora de RR.HH Selección y Desarrollo

DESARROLLO+TALENTO